niños tecno


Nuestros niños inmersos
en la tecnologia


Pero nuestras preguntas y dudas no deberían ser esas, deberíamos poder realizar una reflexión en cuanto a que nada es bueno, ni malo, si se puede y sabe equilibrar, el acceso a un sin número de información positiva y/o negativa por estos medios debe ser acompañada, guiada y supervisada, por nosotros sus padres y/o cuidadores, así la pregunta no sería si es bueno o malo, simplemente es como y bajo qué condiciones nuestros hijos deben acceder a ella.  

Es preciso que puedan empezar a comprender por qué y cuándo necesitan utilizar estas tecnologías y con qué fin, por lo que estar con ellos en esta experiencia, poder hablarles, preguntarles y responder a sus preguntas, hará que su uso sea una herramienta de diversión, comunicación y aprendizaje. Todo esto, en vez de producir dolores de cabeza, debe ser una manera más de dinamizar las prácticas enseñanza-aprendizaje de los niños y jóvenes de nuestro hogar. 

Ante estas preguntas, no hay que olvidar que todas las conductas de nuestros hijos son consecuencia de lo que ven y aprenden de un otro, ese otro, que a través de sus ejemplos hace que se repitan comportamientos. Si las normas, pautas y referentes no son claros, existirá el incumplimiento, la falta, comportamientos compulsivos, obsesivos y de atención, que se volverán la piedra en el zapato del avance, de la inclusión social y de su participación en la cotidianidad de la vida de juegos y diversión propias de su condición. 

Queda como tarea, que la labor como padres, tíos, abuelos o simplemente como actores de una sociedad es el acompañamiento, la supervisión y el disfrute de todas estas nuevas realidades. El tiempo en esta labor es corto, así pues, a disfrutar de la experiencia de este proceso y la compañía de nuestros niños y jóvenes. 

 

YURI OCHOA PATIÑO 

Psicopedagoga 

Esp. en Pedagogía y D.H 

Mag. Psicopedagogía Clínica

Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+